Casa San Nicolás

Tu guesthouse en pleno corazón
del Camino de Santiago Francés

Relax y descanso

Todo lo que necesitas en el corazón del Camino de Santiago Francés

Habitación doble estándar

Habitación doble con balcón

Habitación doble extra

Estudio

Servicios

Climatización individual

Climatización individual

Todas las habitaciones cuentan con aire acondicionado y calefacción

Baños privados

Baños privados

Baños privados y con todas las comodidades

TV Planas

TV Planas

Televisores de pantalla plana disponibles en todas las habitaciones

Terrazas al aire libre

Terrazas al aire libre

Contamos con dos terrazas privadas al aire libre

Lavandería autoservicio

Lavandería autoservicio

Donde podrás lavar tu ropa en cualquier momento

Cerrajería electrónica

Cerrajería electrónica

Acceso sin necesidad de llave y en cualquier momento (contactaremos contigo para proporcionarte tu código pin)

Wi-Fi gratis

Wi-Fi gratis

Conexión Wi-Fi a internet en todas las instalaciones

Servicio de recepción

Servicio de recepción

Te recibiremos a tu llegada y podrás consultarnos cualquier duda en horario de 12:30 a 15:00 y de 17:00 a 20:00

Máquinas expendedoras

Máquinas expendedoras

Con todo lo necesario las 24 horas del día

Además en los alrededores existen otros servicios como bancos, cafeterías, supermercados, oficina de correos

Y estamos ubicados a tan solo 50 metros de la Iglesia de San Nicolás de Portomarín.

Tour Virtual 360º

Estudio

Habitación doble con balcón

Habitación doble con balcón

Habitación doble extra

Habitación doble estándar

Recepción

Terraza 1

Terraza 2

Alrededores

Opiniones de nuestros clientes

«Recién estrenado, de lo más moderno. Camas comodísimas, el alojamiento tiene lavadora que cuando vas de peregrino es de lo más agradable.»

Mónica

«Todas las instalaciones estaban muy nuevas y el hotel está muy céntrico.»

Ana

«Era una nueva habitación / hostal / hotel. Súper instalaciones modernas y limpias y un verdadero aire acondicionado. Increíble baño y todo lo que uno podría desear por ese precio. Absolutamente perfecto.»

Patricia