Control sintomático de los trabajadores, que se abstendrán de acudir al trabajo si presentan síntomas compatibles con COVID 19 hasta que, no se descarte la enfermedad. Los trabajadores utilizarán mascarilla durante la permanencia en el establecimiento, así como guantes/ higiene de manos.

De la recepción, se retiraron objetos decorativos no esenciales y folletos informativos, sobres para transporte de mochilas, sello para credenciales… que pudieran servir como transmisores (el cliente debe pedirlo en recepción cuando lo necesite). El mostrador permanecerá lo más libre posible de objetos y se procederá a la desinfección frecuente con alcohol diluido al 70 % o lejía al 0,5% en agua, según recomendación de las autoridades sanitarias. Así mismo, se colocó una pantalla protectora para evitar el contacto entre personas y cuando sea necesario compartir objetos, éstos se desinfectarán antes y después de su uso. También se desinfectarán las manos con solución hidroalcohólica.

El teclado de acceso a la recepción se desinfectará periódicamente y las personas que entren, tanto trabajadores como clientes, realizarán higiene de manos con solución hidroalcohólica que, a tal efecto, existe en dispensador automático situado en la recepción. También dispone este local, de papelera con tapa accionada con pedal, para poder depositar residuos. Destacar el uso obligatorio de mascarilla, para acceder a las instalaciones.

Todos los objetos, incluida la máquina dispensadora de café, bebidas, snacks… serán desinfectados con frecuencia, así como, las barandillas de acceso a las habitaciones, mesas y sillas de espacios comunes.

El teclado de las puertas de las habitaciones, será desinfectado al finalizar la limpieza y desinfección de las mismas.

En las habitaciones, se ha retirado los elementos decorativos, así como, la segunda almohada y los cojines (si el cliente desea estos elementos, los pedirá en recepción).

La ropa de las camas y toallas se lavan a alta temperatura, según recomiendan las autoridades sanitarias. Las superficies de habitaciones y baños, al igual que interruptores, pomos, tiradores… se limpian y desinfectan con disolución de agua con lejía al 0,5% o alcohol diluido al 70%.